LA HONDA

                                              

La honda, en un principio, era un arma que se utilizaba para la caza de animales y para la guerra. Entre las armas antiguas, es una de las que combina precisión y poder destructivo, efectiva contra personas –desnudas o protegidas con corazas- obras y naves. En la edad antigua, los iberos utilizaron la honda y sobre todo los baleares eran temidos por su precisión. Muchos de estos honderos eran incorporados como mercenarios en los ejércitos cartagineses y romanos.

Fue una arma menospreciada por los caballeros; ya que por el hecho de ser barata y que mates de lejos, la hacía poco honorable a sus ojos, y solo la usaba la gente de condición sencilla. En pueblos de pastores ha sido una herramienta casi universal, y hoy aun la usan en distintos lugares del mundo para, con el tiro de honda, recoger  el ganado esquivo.

Ha sido, y es  aún, un juguete entre los chicos de todo el mundo, especialmente en los ambientes rurales. El juego por excelencia es asustar los pájaros que se quieren comer el grano, una pragmática combinación de trabajo y ocio.

Pasado el tiempo, la honda ha perdido sus funciones primitivas. Otras modalidades atléticas como la jabalina, el tiro con arco o diversas formas de lucha, mantienen viva su espíritu en forma de disciplina deportiva. Actualmente solo en las Islas Baleares se mantiene este espíritu deportivo con la honda, ya que tienen una federación de tiro en honda y una competición reglada. Una de las características culturales más evidentes de la honda es los distintos nombres que podemos utilizar cuando nos referimos a ella: fona, bassetja, mandró... Todas ellas son sinónimas, igual de válidas.

 

​Los primeros poblados neolíticos aparecen en Oriente Próximo y una de las áreas de mayor importancia en la fase del Neolítico Pleno, con el uso generalizado de la cerámica, es Anatolia (actual Turquía). El poblado de Catal Hüyük es un yacimiento bien estudiado, correspondiente a un poblado de agricultores y pastores allí para el séptimo milenio antes de Cristo.

En el interior de muchas de estas viviendas se han encontrado espectaculares pinturas murales, las más antiguas, representando animales, persones, dibujos geométricos, etc. En un de estos murales aparece, entre dos grandes buitres, la figura de un hondero, según se aprecia en el fragmento representado. Es la primera figuración artística conocida de un hombre volteando la honda. El trazo irregular y poco preciso se debe al pequeño tamaño de la figura, perdido en el conjunto del mural. Representando animales, personas, dibujos geométricos, etc. En uno de estos murales aparece, entre dos grandes buitres, la figura de un hondero, según se aprecia en el fragmento representado. Es la primera figuración artística conocida de un hombre volteando la honda. El trazo irregular y poco preciso se debe al pequeño tamaño de la figura, perdido en el conjunto del mural.

Una de las citas escritas más antiguas en que se habla de la honda la encontramos en un poema de Homero, la Ilíada, escrito el s. IX aC:
... "habían ido hasta Troya, fiandose de sus arcos y de sus hondas de lana de oveja torcida, y tirando a menudo destrozaban las falanges Teucras." Ilíada; rapsodia decimotercera "Batalla devora de las naves".
Otro de los textos más antiguos en que llama la honda es la Biblia, el primer libro de Samuel, escrito durante el s. VIII aC, donde aparece el famoso pasaje del pastor David y el gigante filisteo Goliat:
... "y cogiendo el cayado que siempre llevaba en la mano, escogió del torrente cinco piedras bien lisas, las puso en el talego de pastor que llevaba con él, cogió la honda en la mano y fue a buscar el filisteo". 1 Samuel 17, 40.

..."Metió su mano al talego y sacó una piedra; disparó con la honda, e hirió al frente del filisteo, donde quedó clavada, y cayó al filisteo sobre su rostro". 1 Samuel 17, 49.

 

En los relieves que decoraban los antiguos palacios mesopotámicos del segundo y el primer milenio antes de Cristo, encontramos los primeros testimonios gráficos de la utilización de la honda por parte de estos pueblos. Veamos dos ejemplos:
En Nínive, en el palacio de Senanquerib (669-629 aC), en un relieve que representa la conquista de la ciudad cananea de Lakis, aparece un hondero cananeo defendiendo la ciudad, con una honda, desde lo alto de una torre. No olvidemos el territorio de Canaán, habitado por los judíos, los fenicios y los palestinos, pueblos con tradición hondero mantenida hasta el tiempo actual.
El segundo sería una lápida del palacio de Assurbanipal (669-631 aC), también en Nínive, donde se representan soldados asirios, algunos de ellos tirando con una honda.

Barcelona / Catalunya/ Espanya

FONERS CATALANS

Desperta pedra!!